Mayo, el mes de las flores…


¡Ay! Ya está aquí mayo, el mes de las flores y de las madres, con paisajes espectaculares si vives cerca de algún campo o jardín, pero si tienes alergias…puede que estés en ese punto de ¡tierra trágame! Tan típico de los días estupendos de polen y un poco de aire para moverlo bien.

Está bien emplear la ironía en estos casos porque poco más queda por hacer, además de seguir las indicaciones del alergólogo y llevar encima más antihistamínicos que la farmacia de la esquina, porque claro, con este tiempo tan suave y estos días de sol tan buenos que nos salen de vez en cuando, tampoco te imagino encerrado en casa, seguro que no, aunque tengas que llevarte pañuelos para todo un regimiento, ¡sí señor! Que también hay que salir de vez en cuando a estornudar fuera de casa, ¿o no?

person-676949_960_720

Quizás no seas de los que van mucho a la farmacia y prefieras decantarte por los remedios naturales, bueno, no es una mala opción, puestos a probar mejor empezar por algo sin riesgos y dejar las hojas de contraindicaciones y la cortisona para más adelante. Probemos.

Parece que hoy en día en una preocupación razonable el no medicarnos más de lo absolutamente necesario, sobre todo si pensamos en la cantidad de químicos que consumimos y que después vamos eliminando de forma natural por el organismo (a través de la orina y las heces).

Dicen que todos los ríos van al mar y supongo que eso es extensible a toda el agua en general que gastamos, malgastamos y tiramos, lo que me recuerda a un programa de investigación que vi hace unos años y que me caló especialmente. Hablaban del agua en EEUU, concretamente de las ranas que la habitaban, ya que son un buen testador del estado del ecosistema, de hecho se emplean como indicadores de la contaminación. El caso es que habían notado un continuo descenso en la población de ranas de ciertos estados y en una peculiares malformaciones que empezaban a ser frecuentes, como por ejemplo que dos ranas macho se comportaran como ranas hembra en cuanto a la reproducción y gestación de las crías.

El caso es que averiguaron que había una gran cantidad de hormonas en las aguas, hormonas procedentes de los anticonceptivos orales que las mujeres consumen para evitar los embarazos no deseados, así como restos de antibióticos, también de consumo humano, productos que eliminamos a través de la orina y que permanecen de alguna forma en los restos líquidos que después se suman a ríos y otras aguas.

No pretendo alarmarte con esto, sólo comentarte que todo lo que hacemos, escogemos y decidimos tiene siempre consecuencias, buenas, malas o regulares, pero no somos organismos aislados, de alguna forma terminamos conectados por uno u otro aspecto y quizás a veces hay que valorar la prudencia como opción.

Me encantaría decirte que hay magia, que con esta u la otra planta todas tus incomodidades van a desaparecer para siempre jamás, pero no es así, aunque sí que es cierto que hay tisanas que pueden ayudarte con tus síntomas, aliviar el moqueo, los estornudos o el lagrimeo, por eso me gustaría invitarte a probar alguna de ellas, sólo por curiosidad ¿y si después te sientes mejor?

Visita la sección de herbolario de Comolomio.com, tendrás mucho por muy poco.

Vanesa Moliner

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s